Hoy no me siento inspirado….

amst 06-01-2013 13-04-22
Amsterdam.

El sábado hay quedada fotográfica…. Preparas tu mochila preferida, colocas tu cámara, lentes y filtros para ese día que promete un buen tiempo. Llegas al lugar, presentaciones de rigor y a empezar…. y por más que sientes esa necesidad de retratar el día, y sabes que si no lo haces más tarde te vas a arrepentir, no hay caso, no encuentras la motivación ni las ganas de sacar la cámara de su miseria. No parece ser un bloqueo creativo, las ideas están, pero la inspiración de usar una cámara y todo lo que esto supone está ausente. ¿Qué hacer?

Este problema suele ser frecuente y el mayor problema no es transportar la cámara de aquí para allá sin que vea la luz del sol, sino más bien el remordimiento posterior de no tener ni una sola fotografía del día que pasó, especialmente cuando fue interesante, divertido o sencillamente agradable.

DSC_4230
Chaouen, Marruecos

Regresar a casa y saber que la tarjeta de memoria está completamente vacía me hace pensar en todas las situaciones que, ahora en la distancia, parecen haber sido excelentes oportunidades de fotografías dignas de una postal. Pero cuando estaba allí, físicamente parado en ese lugar, no supe ver y decidí seguir caminando.

Pero no todo está perdido, la solución es tremendamente sencilla. Consiste en obligarte a tomar fotografías. Y si son de lo más feas, mejor. Hazme caso. Este fin de semana anuncian buen tiempo, así que ha preparar el equipo y cuando llegues al parque saca la cámara y tenla en tu mano. Todo el tiempo.

_DSC0326
Roma

Cámara en el modo P —de profesional, obviamente— y dispara a todo lo que te parezca interesante o se mueva. No te preocupes por el encuadre ni la exposición. Si eres valiente, ponla en modo M —de master, obviamente— y juega una ruleta rusa con los diales de apertura y velocidad.

Dispara como si no hubiese un mañana. A ese árbol, a esos críos jugando, ¡Oh, mira esa señora leyendo en un banco… Una vez que hayas gastado unas buenas actuaciones del disparador, comienza a mirar la pantalla y ¿que fue lo que fotografiaste?

Cuando las veas, sorpresa! Menuda porquería esa colección de imágenes. Si, en esta podría haber centrado el horizonte. En esta otra dejé mucho tiempo el disparador abierto y se quemó el fondo, esta no tiene foco… Es más, debería probar un poco el HDR en esta situación tan contrastada… Eso mágico es el jugo creativo fluyendo. Lo horrible de las fotos de prueba, que te obliga a intentarlo de nuevo, te obliga a volver al lugar y empezar de nuevo.

DSC_6157
Procesion Ramos, Poblet. Tarragona

Pero aun así, estoy seguro que habrá una sola fotografía de ese día que te va a encantar. Que te va a parecer genial. El resto son horribles, pero esa que se destaca se va derecho al Facebook, al álbum de Flickr y al perfil del WhatsApp.

Y podrás sentir que por más que no tuviste inspiración ese día, tienes un recuerdo, una postal de esos momentos. Mucho mejor que una sencilla sensación de vacío y una cámara que no vio ni un segundo la luz del día.

Por lo tanto, si tenemos la cámara a mano, siempre tenemos que estar obligados a disparar. Aunque no tengamos ganas, y si no te gustan…pues las borras y punto. Mañana será otro día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s