Cuando un paseo te rompe el alma…

Último día por Dublín, día gris, cielo plomizo y pesado. Pasear por la orilla del Liffey era un ejercicio donde todo el rato era saber cuánto tiempo tardaría en que la lluvia hiciera acto de presencia.

En 1750, la población de Irlanda era de cuatro millones de personas y en 1840 el número había aumentado a ocho millones. Este espectacular incremento se debió enteramente a un solo cultivo: la  patata. Esta variedad puede crecer en suelos pobres y era muy nutritiva, especialmente si va acompañada de un vaso de suero de leche.

_MD62585Pero en 1841 ocurrió el desastre. Como toda tragedia, varias fueron sus causas, la ocupación británica, el sistema de latifundios y dueños explotadores  pero la principal, fue una plaga que acababa con  el cultivo de la patata y mucha gente no tenía otra fuente de alimento. El hambre fue generalizada. En 1845 medio millón de personas habían muerto y otro medio millón huyeron del país, básicamente a Inglaterra, Australia o Estados Unidos. En el transcurso del siglo siguiente, siguió el éxodo hasta que su población quedo por debajo de los 4 millones de personas. Fue la denominada “Gran Hambruna de Irlanda”.

_MD62583Muy cerca del The Irish Emigration Museum nos encontramos con un conjunto de esculturas de Rowan Gillespie, recordando este trágico suceso. Son las “Famine Figures”. Pocas veces un conjunto de esculturas  transmite  la miseria, la pena, el hambre, la desesperación de una familia… Observar las figuras de cerca es un espectáculo sobrecogedor. Su autor dota de un realismo a la obra como nunca había visto antes y consigue trasladarte por unos segundos a aquel momento de la historia. Muertos de hambre… Hasta el niño muerto y el perro famélico…

La frase de que una imagen vale más que mil palabras, en este caso nunca mejor dicho por el dramático realismo que desprenden las figuras.

Parte de la obra es también una placa con el texto literal del periódico local Irish Quarterly Review de 1854 donde un día de aquel año decía…

‘Una procesión de personas  melancólicas se desliza por  un camino doloroso y triste a lo largo de la ribera del río,  distinguiendo a lo lejos la aduana …”

_MD62586No obstante, aunque hayan pasado mas de 150 años de aquel trágico episodio, no debemos olvidar que en este mundo hay países como Irak, Libia, Siria, Sudán o Yemen en donde cada día hay miles de personas de carne y hueso ejerciendo de “Famine figures”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s