Coimbra sabe a libro….

Si hace un año decía que Oporto es océano, humedades del Atlántico, olores y sabores de ultramar, Coimbra sabe a libro, a rondalla y estudiante de capa, a luz y a vida… es una ciudad que te acoge sin mirar de donde vienes y quien eres. Es una ciudad universal y viva. Su río es un reflejo de plata donde se mira todas las noches la luna….
CoimbraOs invito a que os sentéis en la ribera de su río Mondego o en cualquier plaza recoleta donde escuchareis la melodía de un fado, mejor con una copa de vino del país… y tranquilamente podréis oír el rumor de sus hojas, el paso de sus gentes y la caricia de su brisa…
Al igual que sus dos hermanas mayores, Lisboa y Oporto, divididas por el Tajo y el Duero, la ciudad de Coimbra tCoimbra-067ambién está cortada por un torrente, el río Mondego, que, además, goza del privilegio de ser el de mayor caudal que nace y muere únicamente en territorio portugués.
En la ciudad se ubica una de las primeras universidades de Europa. La tradición universitaria es visible en los días de hoy. No solamente en los monumentos, como la propia universidad que posee una riquísima biblioteca, sino también en las propias costumbres estudiantiles.
Coimbra-003La ciudad esta llena de encanto y ensoñación, de nostalgia y romanticismo, cuna de las ciencias y de las letras e inspiradora de muchos poetas. Ciudad dividida en dos, Coimbra ha conservado en su parte Alta su vertiente más intelectual, mientras que en la Baja, a orillas del Mondego, se desarrolla un espíritu más comercial sin renunciar por ello a los placeres de esta ciudad.
Mientras se callejea, merece la pena detenerse para descubrir sus múltiples atractivos históricos que se levantaron a raíz de ser la primera capital del país, así como por tener la primera institución universitaria lusa. Una institución que se fundó en Coimbra en 1290 y que ha convertido a esta urbe en un centro internacional de la sabiduría. Una academia de las letras y las ciencias que ha marcado el prestigio de la urbe, cuya fama universitaria se ha extendido por toda Europa. Su Universidad marca el ritmo de las gentes de la ciudad.
Coimbra-009Por Coimbra uno se mueve a pie y al igual que Oporto, también se escala. De hecho es la única opción por la complejidad e inaccesibilidad de casi todas sus calles empinadas y empedradas situadas en la cuesta de la colina. Las calles y callejuelas de Coimbra llevan a castillos y a iglesias de siglos pasados. Pero sobre todo nos remiten a los tiempos históricos que fueron los que le dieron forma.
Sobresale su barrio antiguo, cuya piel la componen piedras viejas que se alimentan de la juventud y vitalidad de los miles de universitarios que, sorprendentemente, aún mantienen costumbres centenarias. Henchido de palacios, capillas e iglesias, se distribuyen en una colina en cuya cumbre están las dependencias universitarias históricas. Y al final, coronando esta colina, una alargada torre barroca, en la que resalta un enorme reloj, cuyas campanadas horarias aparte de marcar la llegada o salida de las aulas, marcan inexorablementeel ritmo de la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s