Dubai…donde todo deslumbra.

Dubai 2Cuando visitas Dubai, lo que más te llama la atención del Emirato son sus ganas de deslumbrar, de anunciar a todo el mundo que son ricos, muy ricos. Por eso tienen un aeropuerto gigante, la torre más alta del mundo, el Burj Khalifa de 828 metros, el shopping mall más grande del mundo, el segundo shopping mall más grande del mundo, el anillo más grande del mundo, las pistas de ski cubiertas mas grandes del mundo… y un calor asfixiante que supera los 40 grados, contradictorio, no?

71DubaiNouB0002De hecho son tan dados al exceso que al ver terminado su Hotel Burj el Arab, en 1999, no se contentaron con darle la categoría máxima de 5 estrellas. No. Se inventaron la de 7! Yo imagino que darle 6 se quedaba demasiado cerca del 5 y de lo que se trataba era de deslumbrar al mundo. Construyeron este superhotel en una pequeña isla artificial situada a unos 300 metros de la playa. No sólo tenia que ser del lujo más lujoso, si no que mas a mas tenía que provocar “olas” de admiración.

No puede negarse que el hotel provoca admiración, tanto por su forma de gran vela hinchada al viento, como por su altura, por el atrio descomunal de la entrada y por sus habitaciones, todas decoradas con mármol blanco, láminas de oro, mosaicos y columnas de inspiración clásica. Eso si, los precios, ajustaditos. De 8.000 a 36.000 euros la noche, aunque a lo mejor a través de Trivago podamos encontrar alguna ofertilla.

Como decía, Dubai deslumbra por los cuatro costados. Enormes galerías comerciales con todas las temáticas que queramos, estaciones de autobús cerradas con aire acondicionado, por supuesto, unos hoteles estupendos, una pista de skí cubierta, Egipcio imitado, el Big Ben imitado… Y el gran contraste lo ves cuando, a sólo unos pocos kilómetros de Dubai, te das de bruces con las dunas del desierto.

Dubai1Y aquí las dunas son auténticas, no son imitaciones y la tormenta de arena que ciega los ojos y difumina el horizonte también. El desierto es lo que tiene, que por mucho que lo envuelvas con glamour siempre acaba imponiendo su ley. Ya quisiera yo ver el día en que se planta en medio de Dubai y les recuerda a los ricos emires que, por muchos rascacielos que levanten, por mucho que recreen un mundo ficticio, en el fondo todo es arena y tan solo arena…

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Gema Karina dice:

    ¡Qué risa lo de Trivago en el Bruj al arab! Muy buen post. Saludos.

    1. Josep Blanch dice:

      Gracias Gema por tu comentario…Dubai sera lo que sera, pero hay que visitarlo al menos una vez en la vida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s