Una vez vi….

ImagenVi una ciudad muerta, rodeada por una gigantesca muralla de montañas que erguían sus resecas moles en lo más profundo de los desiertos de la Arabia Pétrea. 
La ciudad fue otrora un fértil oasis donde confluían para repostar agua caravanas de mercaderes de ricas sedas procedentes de Arabia, la India y la China.
Vi que para entrar a la ciudad era obligado recorrer a pie un alto y angosto desfiladero de más de un kilómetro de longitud, que convertía el lugar en inexpugnable.
Vi al final del desfiladero un hermoso templo esculpido en un acantilado. El templo estaba coronado por una urna de piedra en la que, según la leyenda, un faraón de Egipto había escondido un valioso tesoro.
Vi un sinfín de tumbas, talladas en los montes que circundaban la urbe, y decoradas con maravillosas formas y colores por la erosión de los siglos.
Vi las ruinas de la fabulosa Petra, un tesoro oculto en el desierto de Jordania.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s